Las empresas se comprometen con el reciclaje
Desde bancos hasta compañías de bebidas y alimentos, las empresas buscan envases más sustentables e invierten en reciclables.
Mujer sosteniendo tacho de basura reciclable

27 Jul, 2022

A medida que crece la problemática del reciclaje, las compañías asumen compromisos de “residuo cero” en la producción y acercan soluciones como parte de su responsabilidad extendida.

En esta línea, las macrotendencias muestran que las empresas de bienes de consumo se están comprometiendo a aumentar el contenido reciclado en sus envases a un promedio del 25% para 2025, en pos de modificar los paradigmas de producción y consumo hacia una economía circular.

Empresas como Hewlett-Packard, el banco Supervielle, la compañía de bebidas CCU y la fabricante de alimentos Nestlé, junto con el distribuidor de productos electrónicos Dahua, hoy están invirtiendo esfuerzos y recursos en programas de reciclaje.

Hacia una economía circular

La economía circular implica compartir, reutilizar, reparar, renovar o reciclar materiales todas las veces que sea posible para crear un valor añadido y así extender el ciclo de vida de los productos.

Su impulso responde no solo a problemáticas ambientales, como la acumulación de plásticos en la naturaleza o el consumo vertiginoso de recursos, sino que también ofrece soluciones rentables con impacto financiero positivo.

Una transición hacia modelos sostenibles que permitan desacelerar el agotamiento de bienes naturales es posible, y muchas empresas ya están llevando adelante diversas acciones en esa dirección.

Mano sosteniendo bola de cristal con flecha formando un circulo

Recordemos que el Día del Sobregiro de la Tierra, fecha que marca el consumo del capital natural que el planeta regenera por completo durante un año, llega cada vez más temprano; y en el caso de Argentina en 2022 se dio el 25 de junio. Es decir que estamos consumiendo los recursos futuros a crédito.

Existen metas cada vez más ambiciosas hacia la producción con materiales reciclables, la innovación en packaging y la reducción de plásticos. A continuación, cinco ejemplos de estrategias y acciones que se están llevando adelante.

Impacto sostenible como imperativo de negocio

En un contexto de crisis climática y ecológica y con consumidores cada vez más informados e interesados por el impacto ambiental y social de los productos que adquieren, muchas firmas incorporan la sustentabilidad como un eje transversal y fundamental del negocio, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como norte.

Tal es el caso de Hewlett-Packard, que en su reporte de impacto sustentable de 2021 concluyó que hoy los consumidores piden algo más que grandes productos: buscan que las compañías sean líderes en la gestión ambiental y la justicia social.

En 2021, para HP estos cambios se vieron reflejados a nivel negocio en 3.500 millones de dólares en nuevas ventas vinculadas a los objetivos de impacto sustentable, más del triple que en 2020.

Además, desarrollaron 7.000 millones de dólares en ventas de productos ecológicos e invirtieron casi 2.000 millones de dólares en el desarrollo de nueva tecnología que aporte a este objetivo, más otros casi 1.000 millones de dólares del bono inicial de sustentabilidad de HP que ha sido asignado a diferentes programas que impulsan a reducir la huella de carbono en los últimos dos años.

Mujer sosteniendo hoja de papel con el símbolo de reciclaje

 

“Los grandes desafíos que tenemos por delante nos impulsan a promover acciones colectivas con todos los actores de la cadena de valor del reciclaje que nos permitan seguir avanzando en esta agenda.” Verónica Rosales, Nestlé Argentina, Uruguay y Paraguay.

 

El compromiso de la empresa fue alcanzar el 75% de circularidad de los productos y embalajes para 2030, lo que significa que tres cuartos del contenido total anual de productos y embalajes de HP, en peso, procederá de materiales reciclados y renovables y de productos y piezas reutilizados.

En 2021 se logró el 39% de circularidad en peso, lo que implica que más de 300 productos diferentes de HP en todo el mundo contienen ahora una pequeña cantidad de plásticos rescatados del océano.

Asimismo, la compañía se comprometió a eliminar el 75% de los envases de plástico de un solo uso para 2025, lo cual se ha reducido en un 44% desde 2018. También se han usado unas 1.300 toneladas de plástico recuperado del mar en productos de HP.

La marca se encuentra trabajando también en la industria del plástico de un solo uso con la solución de herramientas avanzadas de fibra moldeada con la adquisición de Choose Packaging a principios de este año.

100% envases reciclables

Muchas empresas de consumo masivo están siendo cada vez más ambiciosas en sus metas para ofrecer al mercado envases reciclables. Es el caso de Nestlé, que anunció el compromiso de lograr el 100% de sus envases reciclables o reutilizables para 2025.

En línea con esto, la compañía de alimentos y bebidas lleva adelante alianzas para promover la economía circular y elevar los niveles de reciclado de plásticos en el país.

“Los grandes desafíos que tenemos por delante nos impulsan a desarrollar no solo acciones propias, como el rediseño de nuestros envases y la reducción del uso de plástico virgen, sino también a promover acciones colectivas con todos los actores de la cadena de valor del reciclaje, para generar alianzas y sinergias que nos permitan seguir avanzando en esta agenda”, explicó Verónica Rosales, directora de Comunicaciones y Asuntos Públicos y líder de Sustentabilidad en Nestlé Argentina, Uruguay y Paraguay.

Envases reciclables

Una de las principales alianzas es el acuerdo con Red de Economía Circular del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que impulsa la recolección de los envases tras el consumo para que sean reciclados.

“En Supervielle priorizamos el cuidado del ambiente en nuestras operaciones y en nuestros productos de mayor penetración, como son nuestras tarjetas de crédito.” Diego Juárez, Supervielle.

Gracias a este acuerdo, se recolectan cápsulas plásticas, cápsulas de aluminio y bolsas de alimento para mascotas en 70 puntos verdes fijos y tres puntos verdes móviles del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Lo recolectado es reciclado a cargo de Nestlé.

Sabemos que el desafío es grande, pero estamos comprometidos a lograrlo. Para ello, invitamos a todos los actores de la cadena, desde los productores hasta los consumidores, a repensar nuestros hábitos. Juntos, pondremos en marcha algunos cambios necesarios para garantizar el bienestar de nuestro planeta y para crear un impacto positivo a través de nuestras acciones”, concluyó Verónica Rosales.

Incorporación de plástico reciclado

En el mundo se producen grandes cantidades de plástico por año, y la contaminación ambiental producto de este material es uno de los problemas de mayor incremento a nivel global en los últimos años.

Teniendo en cuenta que un gran porcentaje del plástico producido a nivel mundial pertenece a tarjetas bancarias, Banco Supervielle incorporó a su cartera 40.000 tarjetas de crédito fabricadas en un 85% con plástico reciclado, lo que equivale a 176 kilos menos de PVC generado y liberado al ambiente.

“Consumir responsablemente significa elegir lo que consumimos teniendo en cuenta su impacto ambiental y social” dijo Diego Juárez, líder de Experiencia Medios de Pago. Y agregó: “En Supervielle continuamos con el firme compromiso de ser más sustentables. Priorizamos el cuidado del ambiente en nuestras operaciones y en nuestros productos de mayor penetración, como son nuestras tarjetas de crédito”.

Esta iniciativa se enmarca en un proceso paulatino de desplastificación como parte de la estrategia ambiental del banco, que incluye acciones de diversa índole, entre ellas el reciclado de 80.000 tarjetas inhabilitadas que fueron reconvertidas en mobiliario urbano donado a la comunidad.

Embalajes más eficientes

La explosión del comercio electrónico trajo oportunidades y también desafíos, entre ellos el de generar packagings más ecológicos. En este contexto, el reemplazo del plástico por el cartón y papel se convirtió en tendencia por tener menor impacto ambiental y ser más económicos que el primero.

En el caso de Dahua Technology, fabricante de productos y soluciones de videovigilancia, se desarrolló una nueva tecnología para reemplazar el plástico. Esto le permitió reducir el uso de materiales y aumentar la capacidad de producción.

Desarrollamos una tarima de papel EHS para sustituir al plástico. Mejora el reciclaje y la degradación de los empaques, logra una reducción de peso de más del 50% y reduce el consumo de energía de producción. Además, la nueva tecnología de empaque compuesto de película utiliza materiales ecológicos y 100% reciclables que protegen el medio ambiente, lo que permite reducir el uso de materiales en un 40%, incrementar la capacidad de producción en un 30% y aumentar la tasa de utilización del espacio de almacenamiento y transporte en un 50%”, explicó Julia Anschütz, MarCom Manager de Dahua Technology.

Mujer sosteniendo una planta

“Adherirse a los principios de normatividad, liviano, verde y reciclable es fundamental para contribuir de forma consciente al cuidado del medio ambiente.” Julia Anschütz, Dahua Technology.

 

Conocer el principio de ligereza, reciclaje y sostenibilidad es fundamental a la hora de elegir los materiales para producir los embalajes. Frente a las diferentes opciones disponibles, el cartón es más amigable con el medioambiente: limita las emisiones de dióxido de carbono y petróleo hasta un 60%, comparado con otros tipos de envases, según indica un estudio conducido por el Instituto para la Investigación sobre Energía y Medio Ambiente.

Esto demuestra que los empaques ecológicos no solo deben hacerse con materiales que puedan reutilizarse o reciclarse, sino que también debe tener un proceso de producción amigable con el medioambiente: menor consumo de agua y de materias primas y reducir su huella de carbono.

A su vez, la empresa desarrolló una plataforma de gestión de reembolsos y devoluciones, haciendo la transición de su modelo comercial tradicional hacia uno de información digital. Ello permite gestionar en línea la devolución y recepción de material, la evaluación del esquema de tratamiento y su ejecución a fin de obtener visibilidad y trazabilidad de todo el proceso.

Al mismo tiempo, Dahua utilizó los datos para reducir los productos devueltos desde su origen, prevenir la contaminación ambiental, achicar la generación de desechos y bajar los costos operativos.

“Adherirse a los principios de normatividad, liviano, verde y reciclable es fundamental para contribuir de forma consciente al cuidado del medio ambiente. En nuestro caso, a través de la innovación tecnológica y de diseño, promovemos el ahorro de energía y la reducción de consumo en la parte superior e inferior de la cadena de la industria de embalaje: realizamos un diseño estandarizado e inteligente que reduce el uso de materiales, disminuye la proporción de aplicaciones de plástico y mejora la utilización de espacio de almacenamiento y transporte”, concluyeron desde la compañía.

Apoyo a innovaciones con impacto

En el marco de sus planes de sustentabilidad y con foco en la economía circular, muchas empresas apuestan por invertir para fomentar desarrollos en busca del rediseño de productos clave y de soluciones para proteger la naturaleza.

Tal es el caso de la compañía de bebidas CCU que, en línea con su compromiso de realizar aportes concretos a la protección del ambiente y de avanzar hacia una economía circular, lanzó el segundo ciclo del Desafío Regional de Innovación Abierta INNPACTA con el apoyo de ChileGlobal Ventures, área de capital de riesgo de Fundación Chile.

En esta oportunidad, la búsqueda está orientada a startups de todo el mundo que cuenten con negocios y tecnologías validadas y listas para implementar en Argentina y Chile, con foco en reducción del consumo de agua, ecopackaging y trade marketing sostenible.

Así, CCU renovó su compromiso para 2030 con metas adicionales y más desafiantes: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (meta del 50%), disminuir el consumo de agua meta del 60%) y valorizar residuos industriales sólidos (meta del 100%). Además, incorporó nuevas metas: utilizar 75% de energías renovables, lograr que el 100% de sus envases y embalajes sean reutilizables, reciclables o compostables, y que ellos contengan en promedio 50% de material reciclado.

Francisca Contreras, corporate business associate de ChileGlobal Ventures, aseguró: “Hoy, en un contexto marcado por el cambio climático, es clave apoyar a las empresas a transitar hacia una producción más sostenible, donde el trabajo con el ecosistema de innovación es central para avanzar en esta materia, mediante el diseño e implementación de soluciones innovadoras”.

Share This