Surgen nuevos fondos de capital de riesgo
Se afianzan los fondos de inversión en emprendimientos argentinos y el ecosistema suma nuevos jugadores, que, desde el interior del país, buscan apoyar al talento local en startups de base científica-tecnológica. Las propuestas que ganan protagonismo.

29 Abr, 2022

El ecosistema de fondos de inversión que apoyan a emprendimientos suma jugadores. En el primer año de la pandemia, la financiación de capital de riesgo global aumentó un 4%. De este modo, llegó a 300.000 millones de dólares en 2020, de acuerdo a un estudio del área Deal Advisory de KPMG Argentina.

Algo similar ocurrió en América Latina y la Argentina, donde la tendencia se consolida, pese a la crisis económica que generó la irrupción de la COVID-19. En los primeros seis meses de 2021 (último dato disponible), las startups locales alcanzaron un nivel de financiamiento récord.

Las 45 operaciones que se concretaron en el país en los primeros seis meses del año pasado (dos más que en el primer semestre de 2020) implicaron inversiones por 210,7 millones de dólares a través de rondas de financiación, un volumen cinco veces mayor que el capital inyectado en el mismo período de 2020.

Así lo asegura el último Estudio de la industria de capital privado, emprendedor y semilla en la Argentina, realizado por la Asociación Argentina de Capital Privado, Emprendedor y Semilla (Arcap) y el programa de Microsoft Microsoft for Start-ups. Según el informe, se trata del mejor primer semestre relevado hasta el momento en los últimos cinco años, lo que refleja el fortalecimiento del sector.

Nuevas propuestas

Es sabido el hecho de que, a pesar del exitoso track record de los casos argentinos que llegaron a convertirse en unicornios (empresas valuadas en más de 1.000 millones de dólares, como Mercado Libre, Globant, Auth0, Ualá, Mural, Aleph Holding, Vercel, Bitfarms y Tiendanube, entre otros), el acceso es limitado: los emprendedores suelen tener que recurrir a mercados más consolidados para buscar fondos frescos para escalar.

Con la intención de revertir esta situación, son varios los fondos de inversión semilla que se lanzaron recientemente, a los que los emprendedores pueden solicitarles tanto financiamiento para crecer como asesoramiento.

Crece la aparición de nuevos players que identifican oportunidades de inversión en la transformación digital.

En este escenario, crece la aparición de nuevos players que identifican oportunidades de inversión en la transformación digital. Situación que se aceleró, especialmente, con la emergencia sanitaria y posibilitó que más actores tengan un rol protagónico en los sectores que se están transformando con modelos de negocios innovadores, y que llevan las fronteras más allá de lo conocido.

En las últimas semanas, surgieron nuevas propuestas en el interior del país con el objetivo de descentralizar la financiación, apoyar proyectos emergentes e impulsar el talento argentino. La novedad: cada vez son más los que ponen el foco en el sector biotecnológico.

Iniciativa santafesina

Uno de ellos es SF500, un proyecto en el que participan Bioceres, el gobierno santafesino y más actores de la comunidad local. Tiene como meta aportar 300 millones de dólares durante la próxima década para potenciar el desarrollo de 500 startups de origen nacional con negocios de base científica-tecnológica. De esta manera, impulsará la transformación de equipos de investigadores en fundadores de emprendimientos.

Los fondos provendrán del sector privado y público. Inyectarán 27 millones y 3 millones de dólares anuales, respectivamente, lo que arroja un saldo de 30 millones por año, que, a diez, significará un desembolso total de 300 millones.

Bioceres pondrá hasta 15 millones de los 27 millones de dólares que aportará el sector privado por año. Los otros 12 millones anuales provendrán de socios estratégicos institucionales e inversores a título personal.

“Estoy convencido de que esta industria se convertirá en la de mayor facturación y más divisas, y que generará más fuentes de empleo.”

Federico Trucco, CEO de la empresa biotecnológica, explicó: “SF500 es una forma de compartir nuestra experiencia y facilitarles el recorrido a otros para que no cometan los errores que cometimos a lo largo de estos 20 años hasta llegar a donde estamos hoy, con la percepción de que tenemos más chances de crear valor no siendo más grandes de lo que ya somos, sino haciendo muchas más cosas parecidas a las que tenemos. El objetivo es que haya 20, 50 Bioceres en diez años. Queremos apoyar a equipos que encuentren estímulos creativos en los desafíos del mundo moderno”.

Por su parte, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, destacó que “habrá algo diferente a partir de ahora, no porque sea fundacional, sino porque va a marcar un cambio cultural”. En el marco del lanzamiento, sostuvo: “Estoy convencido de que la industria se convertirá en la de mayor facturación y más divisas, y que generará más fuentes de empleo”.

Continuar leyendo la nota completa en la edición impresa.

Share This