El invierno llega al mercado de las criptomonedas
La fuerte caída de la cotización de las criptomonedas para este 2022 remarca la alta volatilidad de estos activos. Pros y contra en un escenario de alta inestabilidad económica y financiera.
Caída del criptomonedas

22 Jul, 2022

En el marco de la incertidumbre económica global y la suba de tasas de la Reserva Federal (FED), las principales criptomonedas del mercado mostraron fuertes caídas en sus cotizaciones. A principios de mayo, la stablecoin Terra (UST) perdió su paridad con el dólar y se derrumbó hasta suspender su blockchain. El fenómeno abre interrogantes sobre la perspectiva en la demanda de las criptomonedas en un escenario de búsqueda de inversiones más tradicionales, sobre todo si se tiene en cuenta que, según los analistas, este tipo de activos son considerados de riesgo y altamente volátiles.

La sentencia del multimillonario Warren Buffet gana relevancia en este contexto. “No pasan la prueba de una moneda. No son un medio duradero de intercambio, no son una reserva de valor”, deslizó. Sin embargo, a la hora de evaluar las distintas alternativas que ofrece este mercado, los especialistas aseguran que tiene un gran potencial de crecimiento.

Ciclos en las criptomonedas

Nicolas Bonina, abogado y consultor en innovación y tecnología señaló: “El tema con las criptomonedas es la alta volatilidad que presentan, dado que el precio surge directamente de la oferta y la demanda, no hay un activo físico detrás. Aun las llamadas stablecoins, como Terra (UST), Tether (USDT), USDCoin (USDC) que nacieron como una alternativa a la volatilidad de bitcoin, ethereum y las otras criptomonedas, poseen un activo colateral sobre el cual mantienen una paridad, pero plantean la necesidad de ver de cerca de qué se trata su respaldo”.

“Por ejemplo, USDT Tether tiene una paridad con el dólar, pero según el último informe solo el 5,8% de sus reservas son dólares en moneda fiat o depósitos bancarios, el resto son otros instrumentos, como letras del tesoro de los Estados Unidos. De esta manera, puede suceder que cuando existe alguna corrida esas reservas no alcancen para mantener esa paridad. Eso también hace que, incluso, las stablecoins tengan un componente de volatilidad”, dijo Bonina.

El especialista advirtió: “Si bien es cierto que el mercado de criptomonedas se desplomó en este último tiempo, esto se dio en un marco de caída de todas las bolsas. No se trata de algo aislado de las criptomonedas”.

Bitcoin deshaciendose

 

“Ya hubo ciclos con correcciones de entre el 80 y 90% anteriormente, pero en el tiempo siempre el ciclo cierra a un precio con un piso más alto.” Iñaki Apezteguia, educador y comunicador en criptomonedas.

 

 

Para Bonina, en un marco de inflación y con la suba de tasas de la Fed, los activos conservadores se vuelven un poco más atractivos y ante un escenario global tan volátil, “los inversores salen de los activos de riesgo, caen las tecnológicas, y esto golpea a las criptomonedas, que sí son activos de riesgo”.

Por su parte Iñaki Apezteguia, educador y comunicador en criptomonedas, explicó: “Las criptomonedas ya vienen sufriendo una corrección de precios desde noviembre de 2021, cuando bitcoin llegó a un máximo en 69.000 dólares, y desde ahí la corrección no tuvo freno hasta llegar a los 17.000 dólares”.

“Ya hubo ciclos con correcciones de entre el 80 y 90% anteriormente, pero en el tiempo siempre el ciclo cierra a un precio con un piso más alto, lo que hace pensar en que se sostiene esa tendencia creciente en el tiempo, y por eso se identifica con una reserva de valor”, apuntó Apezteguia. Para el especialista, el bitcoin “no deja de ser un activo de riesgo, porque es una tecnología en proceso de maduración y consolidación; aún no presenta una regulación estándar”.

Pero apuntó que hay que tener en cuenta cuestiones macro, como la pandemia, el conflicto bélico, la tensión entre Estados Unidos y China y la inflación global. “Esto hace que el mercado de criptomonedas no se despegue de esa realidad. Es un mercado que, en definitiva, responde de manera casi correlativa con el Nasdaq o el S&P”.

“Es importante recordar que el bitcoin siempre ha sido transparente y, en medio de la volatilidad económica, siempre ha permanecido intacto”. Daiana Gómez Banegas, asociada de marketing de Paxful.

Señaló también: “La diferencia de la tecnología de las criptomonedas es que permite tenerlas de manera privada, segura, no es rehén de tener la plata en el banco o de manera física, como el oro. Lo que a nosotros nos da confianza es esa tecnología que funciona perfecto, 24/7, y que ya llegó a ser alternativa de inversión de grandes fondos y empresas, lo que hace pensar que es una tecnología que llegó para quedarse”.

Por su parte Daiana Gómez Banegas, asociada de marketing de Paxful remarcó: “La expresión ‘criptoinvierno’ (o ‘mercado bajista’) es un término acuñado por las finanzas tradicionales y se centra en una desaceleración del sector. Pero hay que tener en cuenta que esta desaceleración está estimulada por factores macroeconómicos y por el movimiento de los mercados, en general”.

“A escala mundial, la gente está preocupada por la inflación y una posible recesión, y lo estamos viendo en todas partes. Pero es importante recordar que el bitcoin siempre ha sido transparente y, en medio de la volatilidad económica, siempre ha permanecido intacto”.

Determinantes de la demanda

De moneda descentralizada a reserva de valor, las criptomonedas se fueron posicionando como activo alternativo.

En este aspecto Bonina remarcó: “Las distintas razones por las cuales los inversores adoptan las criptomonedas son por falta de confianza en las instituciones y autoridades monetarias, como reserva alternativa de valor de sus ahorros, y para el caso de nuestra región, en algunos países como Argentina, para poder adquirir un activo equiparable al dólar por no tener acceso directo a la divisa. Es un mecanismo para dolarizar cartera indirectamente”.

Y agregó: que “Es importante, en principio, como con cualquier inversión, tener en cuenta el rango temporal al que se apunta. Quienes compraron bitcoin hace cinco o seis años atrás obtuvieron una alta rentabilidad, mientras que en el corto plazo hay que tener en cuenta su alta volatilidad. Por eso el horizonte temporal más conveniente es a largo plazo, donde demuestra funcionar como reserva de valor. Sobre todo en proyectos consolidados como bitcoins o ethereum”.

Plano detalle de criptomonedas

“En las stablecoins hay que ver bien cuál es el activo colateralizado, si es una moneda fiat como puede ser el dólar o es otro criptoactivo, un algoritmo, o si se puede pedir la liquidación y la conversión en el activo colateral de manera directa o no y quién puede pedirla. Estas cuestiones están presentes siempre, el tema es que cuando las cotizaciones suben no se miran”, dijo Bonina. Según Gomez Banegas, “si bien este es un momento económico estresante, también es una oportunidad: Las empresas del ecosistema argentino pueden alejarse del enfoque a corto plazo y poner su esfuerzo en ver cómo y por qué bitcoin crea una opción financiera alternativa”.

“Si nos centramos solo en su cotización de corto plazo, perderemos de vista cómo bitcoin está permitiendo a millones de personas tomar el control de su propio futuro financiero y acceder a una economía global abierta que no ofrecen los sistemas financieros tradicionales”. Daiana Gómez Banegas.

La volatilidad puede ser una oportunidad, no solo para aquellos que son nuevos en bitcoin, sino también para las personas que lo utilizan para el arbitraje o como método de pago. Si nos fijamos en los casos de uso, bitcoin es una moneda global de valor y un medio de intercambio que puede cruzar las fronteras y conectar a personas de todo el mundo. Ninguno de estos beneficios se han visto afectados por el precio”, remarcó.

“Si nos centramos solo en su cotización de corto plazo, perderemos de vista cómo bitcoin está permitiendo a millones de personas tomar el control de su propio futuro financiero y acceder a una economía global abierta que no ofrecen los sistemas financieros tradicionales”, enfatizó.

Por su parte Apezteguia señaló: “En Argentina tenemos mucha práctica en tener que lidiar con la cuestión del cambio de los dólares, tratar de perder lo menos posible el poder adquisitivo del ahorro, por lo que las stablecoins son una opción frente a las restricciones de compra mensuales de dólares”. Por otro lado, “el uso de las cripto permite democratizar las finanzas: “Cualquier persona puede, con un celular, bajar una billetera de bitcoin y empezar a recibirlas sin tener que dar datos privados. Y la tokenización dio lugar a los criptoactivos que pueden representar bienes materiales, donde puedo emitir un certificado sobre ese activo que se puede registrar con esta tecnología y fraccionarlo, permite a las empresas poder fondearse y todo esto de manera auditable por cualquiera al encontrarse en la blockchain. La tokenización permite convertir bienes y servicios en tecnología digital, transparente, que evita la falsificación y adulteración de la información”, remarcó.

Perspectivas de corto y largo plazo

Según Apezteguia, “los ciclos bajistas de bitcoin pueden durar entre uno y tres años: “Estamos en un periodo que lleva unos siete meses, aproximadamente, por lo que se espera que siga este ciclo bajista un tiempo más. Pero en la medida en que su uso no quede como algo de nicho, solo para cierta población, y que la regulación faciliten su adopción, esta tecnología se irá acelerando y masificando”.

Por su parte Gómez Banegas remarcó: “Si miramos hacia el futuro, debemos recordar que bitcoin es un traductor global de dinero que nos permite trascender las barreras geográficas. Es hora de construir plataformas que sean reales y empoderadoras, que faciliten a la gente tomar el control de su propio futuro financiero para enviar dinero, hacer pagos internacionales o recoger donaciones en lugares desfavorables”.

Criptomonedas sobre gráfico de estadísticas

Para Bonina, se trata de “un fenómeno relativamente nuevo: “Todos estamos aprendiendo sobre la marcha sus pros y sus contra. Y la filosofía y los objetivos por los cuales fue creado bitcoin y luego se desarrollaron el resto de las criptomonedas, siguen estando”.

Es una tecnología que brinda la posibilidad de un sistema financiero descentralizado y global, que tiene sus riesgos también (como todo en la vida) y no está ajeno a los movimientos de los mercados ni de la situación geopolítica global. Sigue ofreciendo un mercado global que democratiza las finanzas, las hace accesibles. Por eso no se trata de endiosarlas cuando suben, ni de demonizarlas cuando bajan. En definitiva, frente a los movimientos como los actuales, el mercado hace ajustes, quedan los proyectos más sólidos”.

Gómez Banegas concluyó: que “Como medio de pago irá creciendo ante una adopción cada vez mayor en su uso; como inversión también, dependiendo de si se apunta a su tendencia de corto, mediano o largo plazo. Esto sumado a lo que es el desarrollo de la tokenización de activos, donde los llamados criptoactivos permiten encontrar nuevos modelos de negocios, fraccionarlos, comercializarlos y, en definitiva, hacerlos más accesibles¨.

Notas relacionadas

Share This