Las empresas invierten en la conservación del ecosistema
Distintas compañías y cámaras empresarias impulsan proyectos y establecen alianzas con ONG conservacionistas para proteger la biodiversidad.

22 Jun, 2022

A tono con las demandas de la ciudadanía y los clamores de alerta mundial frente a la crisis con el clima, en el sector privado se multiplican las iniciativas para mitigar el cambio climático. Bajo distintos formatos, las empresas desarrollan acciones que financian la protección de ecosistemas que se encuentran amenazados.

Mercado Libre es una de las grandes compañías que está detrás de este tipo de iniciativas ecologistas. Por segundo año consecutivo, la empresa de Marcos Galperín lanzó Regenera América, un programa que desembolsará 18 millones de dólares durante 2022 para apoyar nuevos proyectos de regeneración y conservación de biomas en América Latina.

En 2021, el programa inyectó unos 8 millones de dólares para financiar dos proyectos de la Mata Atlántica de Brasil, con los que se busca restaurar 50 hectáreas y 100.000 árboles nativos. En esta nueva edición, la compañía seleccionó otros cuatro proyectos en Brasil y uno en México con el objetivo de resguardar y restaurar 3.300 hectáreas de tierra y más de 3 millones de árboles.

Alianzas con ambientalistas

Por lo general, las empresas prefieren establecer alianzas con organizaciones especializadas en la temática. En el caso de Mercado Libre, la acción ambientalista es impulsada junto a Toroto, una empresa líder en el sector ambiental, y Pachama, otra firma tecnológica que usa imágenes satelitales, sensores remotos y machine learning para medir el carbono almacenado en los bosques.

A escala más pequeña, y en un rubro ajeno a la problemática ambiental, la desarrolladora independiente de videojuegos Nimble Giant Entertainment, que lleva más de 30 títulos lanzados y cuenta con 20 años de trayectoria en el sector, cerró una alianza con la Fundación Vida Silvestre para plantar 160 nuevos árboles de especies nativas en el Bosque Atlántico, ubicado en la provincia de Misiones y compartido con Paraguay y Brasil.

El anuncio, que se hizo el pasado 7 de junio por el aniversario del Día Mundial del Ambiente, incluye también agregar un ejemplar árbol por cada empleado que se incorpore a la empresa. “Generar una relación entre las personas que trabajan en Nimble Giant con el ambiente que habitamos es nuestra manera de generar conciencia sobre el impacto que tenemos sobre el ecosistema y trabajar juntos en preservarlo”, consideró Florencia Trottahead of Engagement, Sustainability & Diversity de la compañía.

Asociaciones empresarias

Las acciones en pos de la diversidad también se replican a nivel de las cámaras y asociaciones empresarias. El fondo internacional Land Innovation Fund, que se creó como iniciativa de la cerealera Cargill y la consultora Chemonics International, seleccionó siete proyectos para llevar adelante en los biomas Cerrado, Gran Chaco y Amazonía que comparten Argentina, Brasil y Paraguay.

Lanzada en octubre de 2021, se trata de una segunda convocatoria con inversiones que alcanzan los 4 millones de dólares y apuntan a fomentar la innovación en la cadena de suministro de soja con el objetivo de que la actividad se practique de manera sustentable y libre de deforestación.

En Argentina y en Paraguay lo curioso de las tres iniciativas seleccionadas es que serán implementadas de la mano de varias instituciones en formato de consorcio. En el Gran Chaco, una de las áreas con mayor deforestación del mundo, la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), junto a la Fundación Moisés Bertoni y la Fundación ProYungas, apoyarán la adopción de buenas prácticas agrícolas y secuestro de carbono en cinco granjas piloto.

Por su lado, el complejo sojero está comprometido también en acciones de pequeña escala. La Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), en conjunto con la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (ACSOJA) y la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) se aliaron con Peterson-Control Union (PCU) y la Bolsa de Comercio de Rosario para crear modelos de desarrollo sostenible con al menos 100 agricultores del país. Esta iniciativa incluye una plataforma integrada para el monitoreo y la verificación de toda la soja vendida en Argentina.

Notas relacionadas

Share This