ART: desde julio se incrementa la cuota que cubre el COVID-19
El Ministerio de Trabajo aumentó la cuota por COVID-19 a 127,65 pesos y dispuso que habrá ajustes mensuales en lugar de los trimestrales que se aplicaban hasta ahora.

21 Jun, 2022

Desde el próximo mes, la cuota mensual por trabajador que las empresas deberán desembolsar al Fondo Fiduciario de Enfermedades Profesionales (FFEP) del Sistema de Riesgos del Trabajo sufrirá un incremento: pasará de 111,75 pesos a 127,65.

Así lo dispuso la Resolución 649/2022 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. “El nuevo monto será de aplicación a las obligaciones con vencimiento a partir del mes de julio de 2022 para el conjunto de empleadores incluidos en el Sistema de Riesgos del Trabajo”.

Con la pandemia, el Fondo tomó a su cargo la financiación de los tratamientos, gastos médicos e indemnizaciones de los trabajadores contagiados o fallecidos por COVID-19, cubiertos por las ART.

Y, desde entonces, el Ministerio fue ajustando el valor de la cuota. En abril de 2021, por la enfermedad de COVID-19, aplicó un incremento de 0,60 pesos a 40 pesos por trabajador. Luego tuvo otros ajustes hasta llegar, en febrero, al monto de 111,75 pesos y ahora estableció este nuevo aumento hasta alcanzar los 127,65 pesos.

Ajustes mensuales

La resolución también establece que, desde julio, el valor de la cuota se ajustará mensualmente (antes se hacía cada tres meses), según la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), mientras que solo el personal doméstico mantendrá el ajuste trimestral.

“En atención a las erogaciones que debe afrontar el citado Fondo y a los fines de permitir su adecuado financiamiento a lo largo del tiempo, resulta imperioso establecer un mecanismo de actualización de sus recursos ágil, sostenido y acompasado de manera más próxima a las variaciones del promedio mensual de las remuneraciones correspondientes a los trabajadores registrados”, señala el documento de la resolución.

Compensaciones

La medida apunta a compensar el déficit de varios millones de pesos que sufre el Fondo, que, además, adeuda grandes sumas en concepto de indemnizaciones a familiares de trabajadores fallecidos por COVID-19; y tiene grandes dificultades para afrontar las prestaciones, con sus recursos actuales.

Este atraso en la actualización del Fondo llevó a resolver que, desde el 1 de enero, solo tuvieran cobertura los trabajadores de la salud y fuerzas de Seguridad, mientras que el resto de los trabajadores debe demostrar ante las comisiones médicas del sistema, que el contagio fue en el lugar de trabajo y que le provocó secuelas.

En tanto, si la comisión médica rechaza la demanda sobre el carácter laboral de la enfermedad o el reconocimiento de las eventuales secuelas, el trabajador podrá recurrir a la vía judicial.

Notas relacionadas

Share This