Los préstamos al sector privado crecen por encima de la inflación
En abril el salto interanual fue del 63%, cinco puntos porcentuales por encima de la escalada de los precios. Los bancos reactivan sus líneas de créditos productivos.

20 May, 2022

En abril los préstamos en pesos al sector privado crecieron 63%, hasta llegar a 4.833.116 millones de pesos en lo que va del año. De este modo, el incremento superó en cinco puntos porcentuales a la inflación acumulada del período, que fue del 58%.

Sin embargo durante abril, el crecimiento ha sido de 244.042 millones de pesos, lo que representa un avance del 5,3%, por debajo del 6% de la inflación del mes.

Un informe de First Capital Group muestra que el saldo de los préstamos comerciales aumentó 7,1% en abril con respecto al de marzo hasta llegar a 1.692.822 millones de pesos. Frente al mismo mes del año anterior, el alza es de 87,8%, por encima de la inflación del período. “Luego de un primer trimestre del año con muy flojos crecimientos en términos nominales y todos ellos por debajo de la inflación de cada mes, observamos un movimiento positivo en los saldos. Veremos si es el principio de un mayor dinamismo de la economía o si se mantendrá la alternancia entre alzas y bajas en términos reales”, dijo Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

Además, la línea de préstamos personales creció un 4,3% mensual, lo que encadenó su vigésima segunda suba consecutiva. El saldo llegó a 792.079 millones de pesos para el total acumulado. Y presenta un crecimiento interanual del 56,9%.

“Luego de un primer trimestre del año con muy flojos crecimientos en términos nominales y todos ellos por debajo de la inflación de cada mes, observamos un movimiento positivo en los saldos. Veremos si es el principio de un mayor dinamismo de la economía o se mantendrá la alternancia entre alzas y bajas en términos reales.” Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

“Si bien las colocaciones siguen a ritmo firme, los saldos no llegan a incrementarse por encima de la inflación, en consecuencia obtenemos una cartera que, en términos reales, se está achicando mes a mes producto de los altos índices de precios”, explicó Barbero.

“A medida que los acuerdos por incrementos de salarios se incorporen a los recibos de sueldos, podremos ver si se potencian las colocaciones de los meses venideros”, reforzó.

Las operaciones con tarjetas de crédito, de acuerdo a los últimos datos informados por el Banco Central, registran un saldo de 1.404.116 millones de pesos, lo cual significa un aumento de un 4,5% respecto al cierre del mes pasado. El crecimiento interanual llegó al 43,8% y tampoco alcanzó los niveles de la inflación del período.

“El incremento de los índices de inflación motivan a un sector de los consumidores a adelantar sus compras, sobre todo utilizando las ofertas de cuotas “sin interés”, que tratan de ganarle la carrera a los aumentos de precios, por tal motivo veremos un mayor dinamismo en el rubro en estos meses. Es importante, también, que la tasa que autoriza el BCRA para estas operaciones se mantenga en línea con el incremento del costo del dinero para las entidades financieras, para que las mismas mantengan las ofertas de financiamiento”, aseguró Barbero.

En cuanto a las líneas de créditos hipotecarios, incluidos los ajustables por inflación/UVA, durante abril crecieron 2,2% con respecto al stock de 308.569 millones de pesos del mes anterior, y acumularon un saldo total al cierre de 315.409 millones de pesos y una suba interanual del 37% en términos nominales.

Más líneas de financiamiento

La Línea de Financiamiento para la Inversión Productiva (LFIP), impulsada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), se mantiene como la principal vía por la que se canalizan los créditos a micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

A fines de enero, los préstamos otorgados a través de la LFIP acumularon, desde su puesta en marcha, desembolsos por aproximadamente 1.628 miles de millones de pesos, una expansión de 8,4% con respecto a fines de diciembre.

Hasta el momento, más de 215.000 empresas accedieron a préstamos con condiciones preferenciales en el marco de la LFIP. Aproximadamente 84% del total de los desembolsos se destinó a la financiación de capital de trabajo y el resto a proyectos de inversión.

El Banco Nación firmó un convenio para destinar 600 millones de pesos a ampliar y mejorar la capacidad de producción de las mipymes industriales, del agro y el comercio de la provincia de Jujuy.

Este convenio se suma a los que el Banco Nación firmó recientemente con Salta, Neuquén, San Juan, San Luis, Santa Fe, Mendoza, Catamarca y La Rioja.

El presidente del banco, Eduardo Hecker, reivindicó el rol del mayor banco público del país como una herramienta para llegar a las provincias: “Si sumamos esfuerzos vamos a llegar más rápido a todos los que lo necesitan. El trabajo con la provincia es una posibilidad que tenemos, pero también un deber, así como el que tuvimos con las otras 16 provincias con las que hemos trabajado”.

Por su parte, Santander Consumer puso a disposición de pequeñas y medianas empresas una línea de financiación a una tasa del 34,5% a 12 meses para implementar soluciones de nube híbrida de IBM, con el apoyo de TD SYNNEX. También se pondrán a disposición líneas de hasta 48 meses de plazo.

Martín Solano, CEO de Santander Consumer Argentina, comentó: “Nos entusiasma esta colaboración porque permite que muchas pymes y empresas argentinas puedan modernizar sus procesos y acelerar la transformación digital, tan necesaria en estos momentos. Esto valida nuestro camino y nos anima a seguir contribuyendo al crecimiento de las empresas y las personas y con eso, al desarrollo del país“.

Share This