¿Cómo impacta la inflación a las pymes tecnológicas?
El sector sufre no solo el impacto de la inflación, sino la perdida de talentos IT que eligen trabajar para el exterior a cambio de un sueldo en dólares.
Manos sosteniendo distintos dispositivos tecnológicos representando a las pymes tecnológicas

12 Dic, 2022

Cuando a mediados de noviembre se conoció el último índice de precios al consumidor (IPC) relevado por INDEC, se comprobó un dato que, pese a ubicarse por debajo de las expectativas de los analistas privados, encendió un nuevo signo de alarma, especialmente entre las pymes y, en particular, entre las vinculadas a la tecnología.

El organismo señaló que el índice de octubre se ubicó en 6,3%, lo que marca una inflación acumulada en los primeros diez meses del año del 76,6%, y del 88% si se hace una comparación interanual, con lo que la convierte en la inflación más alta registrada en los últimos 30 años.

El dato preocupa tanto a hogares como a empresas de todos los rubros y, particularmente, al sector de IT, que además de sufrir los embates de la inflación, debe hacer frente la dificultad de conseguir y retener talento tecnológico, que es captado por empresas internacionales que pagan sueldos en dólares.

En ese sentido, Marcelo Di Chena, prosecretario del Polo IT de Buenos Aires y socio de MasterSoft, aporta un dato fundamental que permite entender el entramado del sector: “Más del 90% de las empresas TIC tienen menos de 50 empleados y más del 80% de la facturación del sector corresponde a ventas en el mercado local”.

“La sobredemanda de talento hacen que los costos sigan aumentando por encima de los ingresos y genere riesgos a la sostenibilidad de muchas compañías.” Pablo Fiuza, presidente del Polo IT.

En la misma línea, Pablo Fiuza, presidente del Polo IT, añade que como la mayoría del sector es pyme, abastece al mercado interno y no tiene suficiente poder de negociación para trasladar sus costos a precios.

“Esta realidad y la sobredemanda de talento hacen que los costos sigan aumentando por encima de los ingresos, generando riesgos a la sostenibilidad de muchas compañías. En la última encuesta realizada por el Polo IT, más del 40% de las compañías manifestaron que el ajuste de sus tarifas era inferior al índice de precios al consumidor”.

El déficit de talentos IT preocupa al sector

Según señalaba la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (Cessi) a principio de año, existen entre 5.000 y 15.000 empleos sin cubrir en el sector de IT. 

En tiempos de transformación digital, esta dificultad para contratar y retener perfiles tecnológicos enciende una señal de alarma en empresas no solo de IT, sino de todos los sectores.

Pymes tecnológicas

Álvaro Pereira Paz, CEO de Lightech sostiene: “Desde Maslow y su pirámide en adelante, sabemos que ser el mejor lugar para trabajar no alcanza si no podés pagar el aumento del alquiler”.

Y añade que, la aceleración de la inflación con el retraso sostenido del dólar genera que los plazos contractuales de ajuste hayan quedado cortos y los ingresos en dólares valgan cada vez menos.

“El sector plantea incrementos de salarios frecuentes, generalmente en la misma línea de la inflación. De todos modos, existen ciertos perfiles que no son accesibles al mercado local. Esto genera que las empresas se vuelquen a la búsqueda de talento más junior, o perfiles que vienen de otros sectores”. Maximiliano Roa, vicepresidente del Polo IT y socio de ITRIS.

“En este contexto, retener al capital humano en empresas de tan alta especialización, como la ciberseguridad, requiere mucha creatividad en beneficios, compensaciones y planificación fiscal de la empresa y del empleado. Mientras sea ético, legal y paguemos todos los impuestos, buscamos todos los medios para navegar esta sucesión de tormentas que nos toca”, explica.

Marcelo Pires Nabais, socio de Gestión IT suma: “La mayor complicación con la inflación es que los salarios van más o menos acompañando la inflación, pero del lado de los clientes, los ajustes vienen más lentos, donde las revisiones se generan de manera trimestral, cuatrimestral o semestral”.

Todas estas variables empujan a las pymes a trasladar el incremento de los costos a los precios de productos y servicios. “La empresa debe implementar un plan estratégico de incremento de sueldo para todos sus colaboradores. Dicho incremento se basa en el índice inflacionario del país, como manera de motivar la continuidad laboral. En función de ello, los costos finalmente deben trasladarse a los clientes o negociar los contratos respectivos en valor dólar”, amplía Pablo Gudiño, CEO de Openix.

Finalmente, Maximiliano Roa, vicepresidente del Polo IT y socio de ITRIS afirma: “En general el sector plantea incrementos de salarios frecuentes (revisiones semestrales o trimestrales), y generalmente los índices están en la misma línea de la inflación. De todos modos, existen ciertos perfiles que no son accesibles al mercado local. Esto genera que las empresas se vuelquen a la búsqueda de talento más junior, o perfiles que vienen de otros sectores”.

Entrevistados: Maximiliano Roa, Marcelo Di Chena, Pablo Fiuza, Álvaro Pereira Paz, Marcelo Pires Nabais.

Notas relacionadas

Share This