Nuevas pólizas para ciberataques
La vulnerabilidad informática cada vez más impacta en la seguridad de las empresas, que obliga a contratar seguros específicos para contener la contingencia.
Persona escribiendo en computadora de la cual sale un candado holográfico

31 Ago, 2022

La digitalización acelerada produjo un abrupto crecimiento de los ataques informáticos en el mundo. En los primeros tres meses de este año, cuando los hackeos ya estaban en niveles altísimos, los fraudes informáticos crecieron 200% según un informe del Observatorio de Cibercrimen y Evidencia Digital en Investigaciones Criminales de la Universidad Austral (Ocedic). A pesar de este panorama, la contratación de seguros frente a los riesgos permanece muy baja en nuestro país.

De acuerdo a los referentes del rubro, hay una multiplicidad de factores que ayudan a que estos servicios todavía sean emergentes. “En este producto lo importante radica no solo en tener la cobertura, sino principalmente en saber cómo proceder ante un siniestro y el alcance del mismo. Es decir, el damnificado lo que necesita es, no solo que lo indemnicen ante el siniestro, sino poder controlar la situación y contenerla una vez que sucedió”, señala Marc Herzfeld, director comercial de Grupo Gaman.

Los siniestros informáticos más habituales son los que se denominan como “sustitución de persona”, que ocurre cuando se ingresa a páginas falsas de home banking; también hay casos de extorsión o errores de empleados que conllevan pérdidas de datos. En este último caso, el incidente obliga a dar respuesta no solo al daño generado, sino a otorgar cobertura de terceros que reclamen al sentirse perjudicados.

Hasta hace poco tiempo, las compañías de seguros no estaban habilitadas para vender pólizas de este tipo, ya que sólo podían cubrir responsabilidad civil y daño propio en las empresas. La Superintendencia de Seguros de la Nación habilitó esta posibilidad, pero siguen siendo pocas.

Este tipo de contingencia encuentra una salida en lo que se denomina “producto con servicio”. En el mercado asegurador existen pólizas de este tipo, como aquellos seguros de auto que incluyen auxilio mecánico, o la gestión de asesoría en caso de secuestro.

Para el rubro informático, se aplica una fórmula similar. “Seguramente una vez que se instale un estándar de ciberseguridad, como pasó hace varios años con la necesidad de contar con un seguro de responsabilidad civil para directores de empresas que cotizan en bolsa, también sucederá con este seguro y veremos una escalada en la contratación de estas coberturas”, sostiene Herzfeld.

Las oportunidades del mercado

Hasta hace poco tiempo, las compañías de seguros no estaban habilitadas para vender pólizas de este tipo, ya que sólo podían cubrir responsabilidad civil y daño propio en las empresas. La Superintendencia de Seguros de la Nación habilitó esta posibilidad, pero siguen siendo pocas. Meridional, Sura, Zúrich y Chubb son algunas de las que tienen aprobado “el texto” para poder cubrirlos.

“La demanda de las empresas por estos seguros viene creciendo a razón de un 25% anual durante las últimas temporadas. Y hay algunas ayudas de afuera para que esto ocurra, ya que algunas multinacionales les exigen a los proveedores locales contar con estas pólizas para firmar el contrato de prestación de servicios”, explica Romina Tritten, subgerente de Línea Financieras en Alea Broker.

El precio de estas coberturas es todavía alto, dado que no existe el “colchón” de prima para las nuevas pólizas. Tritten señala que el seguro para directores de empresas en un comienzo tenía un costo cercano a los 25.000 dólares, y al ampliarse la masa de seguros contratados a lo largo de los años, disminuyó hasta los 2.000 dólares.

En Europa se comercializan también pólizas ciber” para individuos. En Argentina esto no ocurre, a raíz de la poca experiencia siniestral y la falta de la masa crítica que abarate su costo. Solo funcionan algunas pólizas para empresas, si bien todavía sigue siendo un “rubro incipiente” en el país.

“En Argentina más del 70% de las pólizas vigentes se componen por seguros obligatorios. La incidencia del volumen de seguros sobre el producto bruto interno, si bien mejora gradualmente, está muy por debajo del promedio mundial”, concluye el ejecutivo de Grupo Gaman.

Entrevistados: Romina Tritten, subgerente de Línea Financieras en Alea Broker. Marc Herzfeld, director comercial de Grupo Gaman.

Notas relacionadas

Share This