Por la crisis global habrá menos inversiones en los países emergentes
El Fondo Monetario señala que los flujos de capital buscarán concentrarse en mercados más maduros, lo que podría redundar en un aumento de la pobreza en las naciones menos desarrolladas.

10 Abr, 2023

Uno de los coletazos que traerá la crisis financiera global es que podría achicarse la inversión extranjera directa (IED) hacia las economías emergentes, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La razón principal de este efecto es que en medio de la incertidumbre los flujos de capital tienden a concentrarse “en zonas políticamente afines”, señaló el informe del FMI.

La investigación apunta que las crecientes tensiones geopolíticas en el mundo, incluidas la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y la invasión rusa de Ucrania, provocan una reasignación de la inversión extranjera directa en función de afinidades políticas.

«En general es probable que un mundo fragmentado sea más pobre», escribieron los investigadores del Fondo en un blog publicado el miércoles para acompañar la publicación del estudio.

Según los datos del FMI, la IED destinada a Asia en particular comenzó a bajar en 2019 y tuvo apenas una pequeña alza en los últimos trimestres, con excepción de las inversiones en China que no se han reanudado.

El fenómeno no es nuevo: desde la crisis de 2008 la IED se dirige cada vez más hacia países considerados amigos, indica el Fondo.

Menos inversión, menos desarrollo

Después de la pandemia ha cobrado más fuerza la idea de aproximar los sitios de producción a los lugares de consumo para garantizar el buen funcionamiento de las cadenas de suministro. Y en este contexto el estudio pone como ejemplo el gran plan sobre el clima (IRA) en Estados Unidos.

La Ley de Reducción de la Inflación (IRA) es un enorme plan de ayudas a la transición energética lanzado por el presidente Joe Biden, que apoya resueltamente el «Made In America» con incentivos fiscales a la compra de vehículos eléctricos, entre otras medidas. Los industriales europeos temen que tenga consecuencias nefastas para la economía del Viejo Continente.

Este cambio puede perjudicar a los países emergentes y en desarrollo, que son aquellos que necesitan más inversión.

Según el FMI, la guerra comercial costó el año pasado el 0,4% del crecimiento mundial, «o sea 400.000 millones de dólares menos».

El rol de los bancos centrales

Para enfrentar la pandemia, los países centrales aumentaron la emisión monetaria para asistir con mayores fondos a la población vulnerable en medio del confinamiento. Este mayor emisión derivó en un salto de la inflación a nivel global. Ahora, los gobiernos buscan un punto de equlibrio entre retirar esas ayudas y buscar contener los precios.

La titular del FMI, Kristalina Georgieva, advirtió que ante una inflación «persistente», los bancos centrales no deben «retroceder» aunque conlleve riesgos para el sector financiero.

«No prevemos, en este momento, que los bancos centrales dejen de luchar contra la inflación», porque «sigue ahí y mientras no caiga de manera significativa (…) deben continuar» subiendo las tasas, dijo. «Tienen que mantener el rumbo en un entorno mucho más difícil y complejo», afirmó.
Las medidas de los bancos centrales han dejado a la vista «las vulnerabilidades del sector financiero», ya sea en Suiza o en Estados Unidos, reconoció la jefa del FMI. Pero eso significa que «deben hacer más para garantizar la estabilidad financiera» y al mismo tiempo reducir la inflación.

La suba de las tasas, que oscilan entre 4,75% y 5% en la Reserva Federal estadounidense (Fed), llevó a la quiebra a varios bancos regionales en Estados Unidos.

«Estamos saliendo de un periodo en el que la asignación de inversiones estaba determinada por los costos, pero ya no es así. En Estados Unidos, y en otros lugares, la seguridad nacional y la de los suministros se han vuelto esenciales» en la toma de decisiones, reconoce Georgieva, quien cree que esta tendencia proseguirá.

«La pregunta es hasta dónde deben llegar«, analizó. Y agregó que era posible proteger ambos aspectos «sin socavar por completo las bases para el crecimiento».

Notas relacionadas

Share This