Despega la era de los viajes sustentables
Vuelos y alojamientos sostenibles ya están en la agenda del turismo recreativo y corporativo. Se busca medir, reducir y compensar la huella de carbono de los individuos y las empresas. Una tendencia global que toma fuerza en la región

6 Jun, 2022

Ante la creciente problemática global en torno a la sustentabilidad climática y social, surgen opciones a tener en cuenta para el diseño de viajes más sustentables, tanto desde la prevención como desde la compensación sobre los efectos negativos que la actividad turística, traslados y afines puedan ocasionar en el entorno. Distintas apps y sitios comparativos permiten evaluar y, a su vez, capacitan sobre formas más sustentables de viajar, tanto desde la demanda como desde la oferta. Elegir aerolíneas con programas de compensación y reducción de emisiones, hoteles con certificaciones medioambientales y un uso del transporte más eficiente y sustentable son solo algunas de las iniciativas que están tomando fuerza en toda Latinoamérica. Despega la era de los viajes sustentables

Albana Llaneza, directora comercial de SAP Concur Latam, explicó a NBS: “Los viajes sustentables son aquellos en los que el impacto ambiental es tenido en cuenta y se toman acciones en pos de reducirlo, tales como elegir aerolíneas con programas de compensación y reducción de emisiones, hoteles con certificaciones y transportes más sostenibles. También una iniciativa muy relacionada es la de evaluar si realmente ese viaje es necesario o si la reunión puede realizarse virtualmente”.

“Frente a la tendencia global del turismo sustentable en que empresas grandes optan cada vez más por medir su huella de carbono y compensarla, observamos que esta posibilidad no era accesible para empresas más chicas o individuos. Por eso nuestro principal objetivo es democratizar este acceso a la medición y a la compensación.” Federico Falcon, The Carbon Sink.

Señala que, con esta perspectiva, la compañía cuenta con una solución llamada SAP Concur Travel para simplificar el proceso de reserva de viajes y cumplir con todas las políticas de viajes corporativos de las empresas: “A través de esta herramienta es posible cargar todos los datos de gastos y del viaje para luego generar un reporte de las emisiones y la huella de carbono. Mediante 14 preguntas se puede conocer de manera sencilla e inmediata el nivel de competencia en las áreas principales de los viajes corporativos sostenibles, así como detectar áreas de oportunidad para ser más efectivos. Y también es posible conocer la situación de la empresa en comparación con compañías pertenecientes a la misma industria a nivel país y región”.

En este sentido The Carbon Sink, una plataforma digital diseñada para que empresas e individuos puedan medir su huella de carbono y compensarla con créditos certificados, advierte que la industria de la aviación es una de las más contaminantes y gran responsable del calentamiento global. A modo comparativo, en un vuelo Buenos Aires-Miami, una persona en clase turista genera la misma huella de carbono que su consumo energético doméstico en un año.

Ante ello Federico Falcon, director en The Carbon Sink, sostuvo: “Frente a la tendencia global del turismo sustentable en que empresas grandes optan cada vez más por medir su huella de carbono y compensarla, observamos que esta posibilidad no era accesible para empresas más chicas o individuos. Por eso nuestro principal objetivo es democratizar este acceso a la medición y a la compensación. En nuestra página ofrecemos cuatro calculadoras (para individuos, empresas, vuelos y eventos) que permiten medir la huella de carbono generada ante el uso de combustibles fósiles, residuos contaminantes, etcétera, que generan gases de efecto invernadero que son los que provocan el calentamiento global y crisis climáticas. La idea es que cualquiera pueda medir cuánto uno está generando de huella de carbono como primer paso, para luego tomar acciones que apuntan a reducirlo y, como tercera opción, compensarlo”.

Un interés del mercado

Josefina Schaer, corporate affairs senior manager de Despegar, comentó: “El año 2020 fue de un quiebre particular para la industria de viajes, por lo que lanzamos nuestro primer reporte de sustentabilidad que nos permitió reflexionar sobre nuestro rol en esta industria, sobre qué podíamos ofrecer a nuestros usuarios y partners de negocios, que son los hoteles, alojamientos, líneas aéreas. En nuestro rol de intermediarios y viendo cómo acompañar a los viajeros desde que empiezan hasta que vuelven, pasamos a incorporar el ´decálogo del viajero sustentable´ con sugerencias sobre cómo viajar de manera responsable y cuidadosa con el planeta. Así también ofrecemos información, por ejemplo, sobre alojamientos que cuentan con alguna certificación de tipo Unesco, Vida Silvestre o de eficiencia energética. Contamos con más de 10.000 propiedades en nuestro sitio que tiene la clasificación de alojamiento responsable. Y vemos que los usuarios valoran tener esa información”.

“Estamos en conversaciones con las líneas aéreas donde vemos que casi todas tienen algún tipo de compromiso para los próximos años en aras de revertir el impacto de huella de carbono en sus vuelos. Algunas reducen el uso de plásticos, otras renuevan sus flotas con aviones que necesitan menos combustible fósil.” Josefina Schaer, Despegar.

“De acuerdo con el Índice de Sostenibilidad de SAP Concur, remarca Llaneza, el 97% de los viajeros corporativos aumentaría su tiempo de viaje si se redujera considerablemente el impacto ambiental, y el 80% de los viajeros de negocios muestra más inclinación a trabajar para una organización que tenga políticas de sostenibilidad. Cada vez son más las personas que extienden su consideración por el ambiente a su rol como empleados y consumidores y demandan mayor compromiso por parte de las empresas”.

Por su parte, Falcón indicó: “El interés es gigante y atraviesa todas las industrias y todo tipo de empresas y tamaños, pero falta avanzar en la ejecución. Es un mercado en crecimiento, hay mucho aún que explicar, concientizar, pero estamos cada vez más adelantados y esperando que la demanda sea creciente”.

Reducir y compensar

Las propuestas que apuntan a la reducción y compensación de la huella de carbono son diversas. En este punto Falcon comentó: “La reducción apunta a poder hacer uso más eficiente. Por ejemplo, el uso de vuelos con mayor cantidad de pasajeros, o el uso de energías renovables. Y frente a la huella inevitable, especialmente en países como la Argentina donde no hay mucho acceso a las renovables, ofrecemos la posibilidad de compensar la huella en el porcentaje deseado. Esto se realiza invirtiendo en un proyecto de captura de carbono, como los forestales, donde lo que ofrecemos como diferencial son proyectos que se encuentren certificados internacionalmente”.

“Ofrecemos proyectos en Argentina, Chile, Brasil, Uruguay y además tenemos contactos con distintos desarrolladores en otros países de la región. El de Argentina apunta a la conservación de bosque nativo que tenía permiso de desmonte y, a partir de esta iniciativa, se decidió no hacerlo y a realizar trabajos de mejora para que esos bosques puedan capturar aún más carbono. Y no hay un mínimo de inversión, porque quien encara ese proyecto es una desarrolladora y nosotros comercializamos la participación, lo que nos permite brindarle a cualquiera ese acceso; ese es nuestro diferencial”.

Por su parte Schaer dijo: “Estamos en conversaciones con las líneas aéreas donde vemos que casi todas tienen algún tipo de compromiso para los próximos años en aras de revertir el impacto de huella de carbono en sus vuelos. Algunas reducen el uso de plásticos, otras renuevan sus flotas con aviones que necesitan menos combustible fósil. Y es aquí donde estamos tratando de ver cómo comunicamos estas acciones. Por ejemplo, estamos en Argentina haciendo una prueba donde invitamos a los pasajeros que hayan comprado una ruta específica a compensar la huella de carbono en ese vuelo a través de la ONG Plantarse, que tiene en el país un proyecto grande de bosques y plantación de especies nativas. Por nuestra parte, hicimos el Bosque Despegar para compensar la huella de nuestras oficinas y el consumo home office en el país para el 2021”.

Continuar leyendo la nota completa en la edición impresa.

Notas relacionadas

Share This