Las insurtech rediseñan la industria
Las tendencias globales muestran un viraje en las inversiones de las aseguradoras en tecnologías provistas por las insurtech.
Mano sosteniendo celular que dice insurtech

25 Jul, 2022

Las inversiones globales en insurtech alcanzaron los 10.100 millones de dólares en 2021, según el informe Insurtech Global Outlook 2022 de NTT DATA, lo que representa un aumento del 38% en comparación con 2020. Teniendo en cuenta el rol de estas empresas en proponer soluciones en innovación y tecnología, este crecimiento es entendido como un reflejo de la apuesta de las compañías aseguradoras por las nuevas opciones para llegar a sus clientes con productos y procesos a medida en el marco de un nuevo escenario global para la industria.

El informe advierte que la aceleración del valor de las insurtech puede deberse, en parte, a una mayor presencia de empresas de capital de riesgo en el sector combinada con la madurez del mercado, pero también podría existir el riesgo de que se esté creando una nueva burbuja. En este sentido, remarcan que, si bien los llamados “unicornios” dentro de las insurtech se han quintuplicado desde el 2017 a la actualidad, las startups del rubro “han experimentado un descenso constante en el mismo periodo, lo que, posiblemente, indica una reducción del espacio de innovación”.

Asimismo, en cuanto a la región, los especialistas señalan que se trata de un sector con gran potencial de crecimiento. En base al informe del Digital Insurance Latam, el número de insurtech creció de 321 a 393 en un año, con un incremento de 231% en el monto de inversiones en estas empresas, que alcanzó los 391 millones de dólares. Según el informe, el mercado se va a ir corrigiendo y “el ecosistema se va a ir construyendo sobre bases más sanas, sin los excesos observados en los mercados maduros”.

NBS entrevistó a especialistas sobre la perspectiva del rol de estas empresas en el sector y su dinámica local.

El motor de la inversión en tecnología

La búsqueda de mayor eficiencia en un contexto más digitalizado comprende distintas aristas: desde la gestión y administración interna, hasta la provisión de mejores servicios para productores y asegurados. Si bien todas estas tendencias existían previamente a la pandemia, a partir de los últimos dos años se incrementaron.

Juan Mazzini, head of Insurance de Celent, comentó: “Desde Celent hacemos una investigación todos los años para distintas regiones del mundo y otorgamos los premios a las aseguradoras. Reconocemos su excelencia en el uso efectivo de la tecnología aplicada en las diferentes áreas críticas de esta industria. En Latinoamérica notamos que las aseguradoras están invirtiendo cada vez más en tecnología. Tradicionalmente, este indicador se encontraba entre el 1% y el 3% del primaje bruto. Pero en los últimos años se duplicó y pasó a estar entre el 2 y el 4%. Y cuando se mira cuánto invierten las llamadas neoaseguradoras vemos que, incluso, están destinando entre el 60 y 65% de
sus ingresos en tecnología”.

Dedo tocando tablet de la cual salen iconos de seguros“Las compañías aseguradoras son muy tradicionales, por eso cuando llegó la pandemia se encontraron con que no tenían toda la tecnología que requerían y tuvieron que invertir más en estas herramientas y acelerar procesos.” Hugo Yovino, presidente de la Cámara Insurtech Argentina.

No se trata de un fenómeno de la pandemia, sino que era una tendencia que ya venía en crecimiento. Por eso no es un camino que tenga regreso. En nuestra región, un 79% de las aseguradoras indican que estas inversiones están dirigidas a ayudar al crecimiento del negocio y a retener clientes como principal motorizador. En segundo lugar, un 67% de las aseguradoras busca protegerse de la ciberdelincuencia, y el tercer elemento es la innovación para la optimización de procesos”.

Hugo Yovino, presidente de la Cámara Insurtech Argentina, remarcó: “Las compañías aseguradoras son muy tradicionales, por eso cuando llegó la pandemia se encontraron con que no tenían toda la tecnología que requerían y tuvieron que invertir más en estas herramientas y acelerar procesos. De esta manera, las insurtech que teníamos a la tecnología en nuestro core fuimos marcando más la agenda y obtuvimos más recepción por parte de las aseguradoras”.

Yovino explicó: “Antes, por ejemplo, las aseguradoras locales no tenían centrales digitales para atender el teléfono y además tenían que imputar pagos de forma manual, pero las compañías se tuvieron que ‘aggiornar’ y ahí se reforzó el proceso de cambio. Por eso nuestra idea es que las insurtech puedan dar servicio a las compañías para poder llevar adelante las necesidades que impone el mercado, pero en muchos casos estas compañías tienen sistemas que no están suficientemente preparados para acompañar esta dinámica”.

Por su parte, Hugues Bertin, CEO y founder de Digital Insurance Latam, apuntó a las áreas críticas en que las aseguradoras encuentran la necesidad de invertir en insurtech: “La inversión se centra en cuatro áreas clave: por un lado, en torno a la tecnología de aquellas insurtech que permiten tener acceso a nuevos tipos de clientes, como las pymes. Otras que logran mejorar el costo de adquisición de clientes, por ejemplo, al potenciar la omnicanalidad. Por otro lado, están las que mejoran el costo de administración y la experiencia del cliente con herramientas que posibilitan perfeccionar la liquidación de siniestro con inteligencia artificial. Y, por último, aquellas insurtech que permiten mejorar el riesgo, ya sea en la suscripción o en el management de la cartera”.

“La tendencia global es que el mundo de las finanzas se encuentra atravesado cada vez más por la tecnología. Y hay ámbitos en donde hay un potencial inmenso viendo lo que sucede en el mundo, como ocurre con las insurtech”. Mariano Biocca, coordinador general de la Cámara Argentina Fintech.

Si es para una inversión a corto plazo, la búsqueda de más competitividad vía precio puede ser relevante como objetivo de la inversión, pero casi nunca la inversión es a corto plazo. Por ende, la calidad, el poder resolver ineficiencias del sector, la potencialidad de crear nuevos mercados y la obtención de nuevas propuestas diferenciadoras son los objetivos que priman a la hora de encarar este tipo de inversiones”, señaló Bertin.

Mariano Biocca, coordinador general de la Cámara Argentina Fintech, indicó: “La tendencia global es que el mundo de las finanzas se encuentra atravesado cada vez más por la tecnología, donde evidentemente hubo algunos modelos de negocio que ganaron nivel de adopción masiva en los últimos años. Y hay ámbitos en donde hay un potencial inmenso viendo lo que sucede en el mundo, como ocurre con las insurtech”.

Biocca sostuvo: “El hecho de que empresas más tradicionales, como las aseguradoras, puedan efectivizar inversiones en proyectos innovadores es un signo muy bueno y auspicioso, indica un reconocimiento de un nuevo sector de empresas pequeñas especializadas con gran tecnología que empiezan a tener sentido para aquellas con más recorrido en el mercado. Y ahora esto se traduce de manera fidedigna con capital incorporado para generar estas innovaciones hacia el interior de las compañías”.

Abaratamiento y democratización de la tecnología

La masificación de las herramientas tecnológicas se convirtió en causa y efecto de estas tendencias más generales.

En este sentido Mazzini afirmó: “Una consecuencia de la transformación digital es que en la búsqueda de mayor sistematización y sencillez sobre la gestión de las acciones internas, la digitalización posibilita una mayor integración con socios y permite externalizar y tercerizar funciones. En conjunto, esto presenta desafíos a la compañías que se encuentran con una posición orquestadora de las acciones ahora encaradas por todo un ecosistema. Las compañías si van a invertir en una startup que lleve a cabo alguna de estas acciones comparan el costo que deben asumir con el ahorro que les genera una mayor eficiencia, ya sea, por ejemplo, al no pagar siniestros fraudulentos, o por mayor productividad al automatizar procesos, o al tener mayores posibilidades de
acceder a una porción más grande de mercado”.

Gente de negocios dándose la mano

“Si estas inversiones no son generadas se pierde paridad competitiva. A su vez el abaratamiento de esta tecnología da lugar a que las compañías más pequeñas puedan acceder más fácilmente a estas inversiones, porque la mayoría de las insurtech vienen con modelos comerciales que son variables, más flexibles a la hora de hacer acuerdos comerciales que permiten adaptarse a diferentes escalas. Esto cambia el paradigma, democratiza el acceso a la tecnología y mejora la competencia, por lo que, en definitiva, el que se beneficia es el asegurado”.

“En la medida en que avancen aquellas empresas que toman la decisión de incorporar mejoras, que logren ver los cambios que se están produciendo en el mundo, son las que se irán quedando con el mercado.” Hugo Yovino.

En este punto Biocca remarcó: “La existencia de un usuario cada vez más exigente solo irá in crescendo. Nunca hubo tanto poder de acceso como ahora a la tecnología. Se puede llegar a más gente de manera más barata y más fácil. Se suma así en el sector un elemento de agilidad y capacidad de llegada que complementa lo ya existente en esta industria”.

Según Bertin, cuando se habla de inversión en insurtech por parte de aseguradoras, la pregunta es qué está buscando cada compañía: “Y en este contexto hay múltiples respuestas. Puede ser rentabilidad a largo plazo, conectarse comercialmente y potenciar su desarrollo, invertir en canales o países donde la aseguradora no está, comprar tecnología de manera preventiva, testear nuevas soluciones, o acercarse y entender el ecosistema emprendedor. Entonces definir si invertir o no en una insurtech no es algo fácil, pero puede esperarse que sea rentable si se tienen en claro los objetivos y si se sabe elegir”.

Por su parte Yovino señaló: “Es la competencia lo único que hace que mejoren los procesos y los servicios. Y esta industria tiene a favor que la intermediación se da a través de productores o brokers, lo que genera una mayor velocidad de cambio. A modo de ejemplo frente a los desafíos locales les propusimos a las aseguradoras armar un protocolo único de comunicación que brinde igual acceso para todas a un solo costo, con posibilidad de que empresas y productores puedan entrar con ese protocolo para cotizar, consultar cobranzas y demás, sin tener que realizar un desarrollo para cada compañía en particular. Pero hay aún resistencias para que se democratice la tecnología para el conjunto de la industria”.

Y agregó: “Las compañías, en general, están en un proceso donde los tiempos los quieren seguir marcando ellos, mientras que el cliente requiere tener soluciones más rápido. Pero en la medida en que avancen aquellas empresas que toman la decisión de incorporar mejoras, que logren ver los cambios que se están produciendo en el mundo, son las que se irán quedando con el mercado”.

Importantes desafíos locales

En cuanto a cuáles son los desafíos futuros Yovino explicó: “En la Argentina tanto en distribución como en comercialización, especialmente para las coberturas obligatorias, los procesos son casi automáticos, pero a partir de ahí todo es manual. El análisis de riesgo, la posterior realización del contrato y emisión de la póliza, y los pagos del siniestro, particularmente, siguen teniendo métodos arcaicos y obsoletos, donde se pierde mucho tiempo y dinero. Por ejemplo, a través de aplicaciones se pueden analizar fácilmente las características de un siniestro, su ubicación, la detección de fraude, y automatizar la cotización de talleres. Es decir la tecnología está, falta la decisión política para incorporarla”.

“Por otra parte —advirtió— en Argentina los procesos se dan de manera muy lenta debido a la economía. Pero hay acciones importantes. La Superintendencia creó una mesa de innovación, de la que formamos parte desde la Cámara, que a lo largo de estos años tomó medidas interesantes, como permitir que empresas que no son del sector puedan comercializar ciertas coberturas, como sucede con los sandbox regulatorios implementados en Brasil”.

Personas dándose la manoEn este sentido Mazzini remarcó: “Veo a la industria del seguro de Argentina orientada a utilizar startups de tecnología especialmente en la búsqueda de bajar costos y ser más eficientes, porque actualmente hay en el país un techo en cuanto al crecimiento. El canal fuerte sigue siendo el intermediario tradicional, entonces las compañías invierten en armarle de manera eficiente la oficina virtual del productor para que le sea más fácil y la elija entre el resto, y al mismo tiempo a la compañía le significa más eficiencia, menos costos. Lo que no quiere decir que no haya algunas compañías puntuales que ven las ventajas de cómo gestionar esta tecnología y estén siendo más agresivas comercialmente. Esperemos que sea un momento circunstancial y que de a poco la industria local pueda sumarse a la tendencia general de usar a las insurtech para poder crecer”.

La dinámica regional como horizonte

En base al señalado informe realizado por Digital Insurance Latam, el 33% de las insurtech de la región se encuentran en Brasil, quien a su vez está liderando el llamado Open Insurance que le permite al usuario de productos y servicios de seguros el intercambio de su información entre diferentes empresas autorizadas “con la idea de crear un mercado de seguros flexible, donde se puedan intercambiar datos entre aseguradoras, corredoras y otros segmentos del sector”.

Asimismo según Bertin, la región aún se encuentra muy atrás en inversión en insurtech por parte de las aseguradoras: “Por supuesto que podemos mencionar algunos casos puntuales que trabajan en este eje de la innovación, pero en líneas generales, el sector asegurador de la región tiene mucho por crecer”.

En este punto Mazzini señaló: “En Latinoamérica un 29% de las aseguradoras indicaron que para este 2022 ya están haciendo uso significativo de la tecnología para una mejor gestión de siniestros; un 13% más, que va a hacer algún tipo de uso próximamente y otro 33% que van a explorar su uso. Luego un 21% apunta a invertir para adquirir clientes, brindar herramientas de autoservicio en la póliza por el asegurado y capacidades para el canal intermediario”.

Por su parte Yovino comentó: “En la región, como Cámara, estamos armando una mesa de trabajo con México, Chile, Brasil, y en un futuro próximo quizá también Colombia, para llevar adelante acciones de manera conjunta teniendo en cuenta que también las Cámaras Insurtech en estos países surgieron en 2019. De esta manera, países más adelantados en este sector como Brasil pueden ofrecer experiencias para que los cambios locales se den más rápidamente”.

Share This